Hasta pronto

Por fin llego el tiempo de unificar todo.

Desde ahora, nos vemos en ejner.galaz.me (dominio que inteligentemente reservé), quedando este espacio como un registro de muchas cosas.

Gracias a usted, que lee esto y seguramente es el único lector que tenía (o tal vez llego por accidente y jamás fue lector). Nos vemos en mi nuevo hogar.

Mi opinión del Motorola Moto G 3

motorola-moto-g-3rd-gen-black-840x607[1]

Motorola Moto G 3. Imagen robada de algún lugar (posiblemente, tal vez, con copyright)

Hace más de un mes que tengo en mi poder un flamante Motorola Moto G 3 Generación y, ya que no publico desde julio del año pasado, pues bueno. Ahí va el post de relleno de este mes.

NOTA: No tengo ni una pisca de intención de hacer un análisis “pofesional”. Tampoco pongo fotos de mi propio equipo porque, bueno, me dio flojera.
Sigue leyendo

Porque cree otra cuenta en Twitter

Me lo han preguntado un par de estimados, y como la respuesta es larga (y me da flojera escribir más de un tweet), contaré la linda historia que me ha motivado a empezar de cero en Twitter.

Hace más de un año que mi uso de esta red social paso de ser sumamente activo, a ser anecdótico. Cada vez que ingresaba, leí en mi timeline gente reclamando por todo: por el presidente, por los comunistas, por los fascistas, por los perros, por el límite que rompe el deseo, etc. Me aburría y bastante, pero nunca me animé a darles “unfollow” y ni yo se porque.

También estaba el hecho de que abrí la cuenta en 2008, cuando tenía 16 años. Si soy sincero, deje de ser hueón a los 20, así que había muchas publicaciones que me arrepentía de haber publicado. Se que no desapareceran de internet, y no pretendo que lo hagan tampoco, pero es lo más que puedo hacer para “superar” esa etapa.

El último punto, es mi nick. Si, se puede cambiar sin necesidad de crear otra cuenta, pero luego de pensar bien en los dos puntos anteriores, decidí que era mejor partir de cero. Así, me aseguro de seguir gente que de verdad me cae bien (aunque me falta gente por seguir, no recuerdo ya todos los nicks) y que se que no reclama por todo, elimino las hueás que había escrito durante años, y cambio mi nick por uno que no sea tan mierda ni que me de vergüenza dar, aparte de crear uno algo más original (ejner galaz = ejlaz).

Por todo eso, es que cree una nueva cuenta. Es una razón de mierda, puede ser. Pero era una de esas estupideces que uno siente que, al hacerlas, realmente está cerrando una etapa. Por eso, vuela alto @ejner69.

The Music of League of Legends

Siento que debía este post, y bueno, hoy me pongo al día. Cualquier que me conosca sabrá de sobra que soy un fan de League of Legends, y una de las piezas de ese mundo que más me cautiva es la música del juego. Sin mentir, es el único juego del que tengo música en mi MP3 y la escucho cada vez que puedo. Y no es porque esté obsecionado con un jueguito, sino porque creo que muchos de los temas que rodean al universo de League of Legends están muy bien hechos, que transmiten realmente (y generalmente, sin letras) las sensaciones para las que fueron concebidos. Por ejemplo, el tema de Freljord, transmite esa sensación de constante batalla sin siquiera tener una letra, solo instrumental. No soy músico, ni pretendo serlo, pero creo que es un reto crear música así.

El fin de este post es recopilar un poco lo que me ha llevado a ser un fans de esta música. Los documentales, los discos, todo lo musical que he encontrado y me ha hecho disfrutar de un buen juego.
Sigue leyendo

Este es Angol

Llevo más de dos horas sin internet, y mi odio a Movistar aumenta. Tal vez me digan “cámbiate a X, no da problemas” pero acá es Movistar es la única empresa que ofrece telefonía e internet. Bueno, será, porque Telefónica del Sur está en plan piloto para instaurarse y, por fin, tener otra opción al momento de contratar internet o telefonía fija.

No es el único caso. Hasta hace unos años, las únicas grandes tiendas eran Dijon y Urmax, cosa que termino cuando llegó Tricot y Corona, y que tuvo un leve retroceso cuando Urmax, después del terremoto, nunca más volvió a abrir y finalmente cerró.

Me encantan mi ciudad, de hecho, no me gustaría irme a otro lugar cuando finalice mis estudios y pueda trabajar profesionalmente, pero me da un poco de pena que existan pocas opciones en la mayoría de las cosas que, en casi cualquier otra capital provincial de Chile, existen.

Por nombrar cosas, los únicos canales de TV abierta nacional que llegan son TVN, Mega y Canal 13. Lamentablemente, la semana pasada TVN retiro su antena, y ni el alcalde sabe si es para re-ubicarla y reemplazarla por una apta para la nueva normativa (como dicen algunos), o para irse definitivamente (como creen otros). Así que nos quedamos (o se quedan, para los que no tienen TV de pago) con Mega, Canal 13 y dos canales locales.

Y el hospital, el mítico hospital de Angol. Ahí sigue. Arreglaron las fallas con las que quedó luego del terremoto de 2010, con la promesa de construir uno nuevo para 2015. Ya estamos a 2015 y tengo entendido que recién están viendo las maquetas, y que en unos años más veremos un nuevo hospital. Nuevamente, alguien puede decir “pues atiéndanse en clínicas, la salud pública es como el culo” pero, adivinen. No hay clínicas acá.

Me dio algo de risa y tristeza cuando Loft se inauguró, siendo la primera tienda comercial de Angol en contar con ascensor para el público. Y eso fue hace menos de dos años. Los únicos ascensores públicos que existían era el del hospital (5 pisos, el más alto de Angol) y el Colegio Básico Aragón (2 pisos). De escaleras eléctricas ni hablar, aún no llega ningún edificio, ni público ni privado, con escaleras eléctricas.

Es triste que Angol tenga tal grado de retraso respecto a otras ciudades de Chile. No los culpo, el conflicto mapuche ha hecho mella en la opinión pública, y casi siempre que Angol figura en alguna noticia, es por los mapuches. Mapuches muertos, mapuches en huelga de hambre, mapuches marchando. Al final del día, la gente que no tiene ni puta idea que es Angol termina creyendo que acá está lleno de rucas, y ojo, que no lo digo menospreciando a los mapuches (aunque discrepo con sus exigencias o su forma de exigirlas) sino porque cada vez que alguien me pregunta dónde queda Angol, la forma más segura es decirles “donde están los mapuches en huelga de hambre” o “donde está la caga con los mapuches”. Si debes decirle eso a alguien que vive a no más de 2 horas de Angol, que queda para el resto del país.

Es triste, pero que diga eso no significa que esté disconforme con Angol. Me encanta, pese a todos los retrocesos que tiene respecto a otras ciudades, porque aquí nací, crecí y forme mi familia, y a diferencia de un futbolista famoso que reniega en contra de esta ciudad, siempre diré orgulloso que soy de Angol. Pese a todo lo que reclame, ni cagando me iría a vivir a otra ciudad.

PD: Pero si cambiaría mi proveedor de internet.

PD2: Luego de llamar a Movistar, resulto que el problema era una falla en el sector Huequén. Estaré 24 horas sin internet pero, obviamente, cuando usted lea esto ya habrá vuelto. A menos que se vuelva a caer. Al menos me harán un descuento por la molestia.

PD3: Finalmente revivio el internet. ¡Aleluya!